Lola, un caso que conmueve a dos orillas

Una joven argentina desapareció durante sus vacaciones en Barra de Valizas, Uruguay. Su cuerpo apareció en la playa, con apenas cuatro heridas cortantes – no mortales-, hechas con un cuchillo de cocina, y arena en las vías respiratorias. La policía uruguaya determinó el cómo: muerte por asfixia contra la arena. Quién y por qué siguen siendo un enorme misterio.

La adolescente asesinada es Lola Chomnalez, nieta de una importante gastronómica de Argentina. Desapareció el domingo pasado, cuando salió a pasear por la playa a la que la había llevado su madrina en Uruguay. Tenía una mochila rosa y ropa de verano.

Lola, la joven asesinada. Fuente: Facebook.

Lola, la joven asesinada. Fuente: Facebook.

 

El martes un chico de 15 años que fue a ver la zona con su padre encontró restos de un jean en la arena. Se llevó una sorpresa desagradable: lo que asomaba era el short de Lola, enterrada casi completamente y en estado de descomposición.

Los peritos fueron contundentes: “muerte por asfixia contra la arena”… “cuatro heridas cortantes en el cuello, no letales, hechas con un cuchillo de cocina”… “no hay signos de abuso sexual” …

Desde entonces, la policía de Rocha – el distrito que alberga a Barra de Valizas-, comenzó un rally vertiginoso por encontrar un culpable y limpiar el nombre de la ciudad.

Pero el caso sigue siendo un gran misterio. ¿La mataron para robarle? La mochila sigue sin aparecer, pero suena exagerado el delito por un bolso infantil con apenas un libro electrónico y algunos pesos; ¿La mataron para violarla? No hubo signos de abuso sexual, entonces no; ¿La mataron por venganza? Esta fue una de las primeras hipótesis y por eso se detuvo a la madrina y a su pareja, pero después se los liberó por falta de mérito. Además, ¿qué sicario usaría un cuchillo de cocina?

Sin embargo, esta hipótesis le conviene a los investigadores locales. “Este es un problema entre familias argentinas”, se apuró a decir la Policía de Rocha en un comunicado esta tarde. Todo parece indicar que en la jefatura están presionados por limpiar el buen nombre de la región, que, sobre todo en esta época, tiene una enorme afluencia de turistas argentinos.

Después de indagar y dejar en libertad por falta de méritos a seis sospechosos, ahora buscan a otro más. Según el identikit, se trata de un hombre muy delgado, trigueño, de unos 45/50 años y estatura de 1.70. Esto llevó a tres nuevas detenciones, tres personas que están siendo indagadas.

La energía hoy está puesta en indagar a estas tres personas para encontrarlo. Sin embargo, el asesino tuvo más de 7 días para escaparse o esconderse. Y si realmente es una de estas tres personas, ¿revalará el por qué? ¿Se hará justicia?