Frentes abiertos contra Monsanto

Trigo

Un campo de trigo en España / EP

Monsanto se retira de Europa y dejará de vender sus transgénicos en casi toda la región, excepto España y Portugal. La empresa agrícola estadounidense anunció esta medida a principios de febrero, casi un mes después que la Unión Europea (UE) anunciara que no alcanzaron ningún acuerdo sobre una política común sobre Organismos Modificados Genéticamente (OMG).

Básicamente, el 13 de enero el Parlamento Europeo, con el apoyo de los populares y socialdemócratas,  aprobó la reforma de la directiva comunitaria sobre la directiva de transgénicos que da vía libre a cada uno de los estados miembros para que decida si prohíbe los transgénicos o no en su territorio.

“No gastaremos más dinero para convencer a la gente para cultivarlas”, afirmó recientemente Brandon Mitchener, responsable de Public Affairs de Monsanto para Europa y Oriente Medio en una entrevista que concedió a Investigative Reporting Denmark.

En Europa la producción de transgénicos tampoco es abundante. De hecho, tan solo el 1% de todo el maíz que se cultiva es transgénico y países como Alemania, Francia, Grecia, Italia, Polonia, Luxemburgo, Bulgaria, Suiza, Austria, Irlanda y Hungría se han declarado “zonas libres de transgénicos”.

Según un estudio de la ONG Ecologistas en Acción los transgénicos pueden tener riesgos para la salud humana como el incremento de toxicidad, de alergias, propagación a la resistencia de los antibióticos, creación de nuevas enfermedades o el aumento de residuos tóxicos en los alimentos.

España, el paraíso europeo del transgénico

Pero pese que en la mayoría de países de la UE han dado marcha atrás a los transgénicos, Monsanto se queda y espera expandir su productividad en España, Portugal y República Checa. Actualmente, el 90% del maíz transgénico que se produce en Europa se cultiva en los campos españoles, principalmente, en el Valle del Ebro, Extremadura y Andalucía.

Así pues, en 2014, en España se cultivaron 131.500 hectáreas de maíz MON8100, de la propiedad de Monsanto, lo que equivale un 31,6% de todo el maíz que se produjo ese año en este país.  Lejos de España se sitúa Portugal donde se hay cerca de 8.500 hectáreas cultivadas de este maíz modificado, que representa un 6,3% de su producción de este grano.

Más batallas contra Monsanto

Chuck Norris entra en batalla contra Monsanto / 20 Minutos

Chuck Norris entra en batalla contra Monsanto / 20 Minutos

Pero las críticas a la empresa estadounidense, no solo le llegan por su producción de transgénicos, sino que el actor Chuck Norris ha abierto una guerra contra Monsanto por la utilización de glisofato en el herbicida Roundup.

Según explica el actor en el portal estadounidense WDN Diversions, Monsanto empezó a comercializar este producto en 1970. “En 1997, su uso se triplicó con la introducción de los cultivos Roundup Ready de Monsanto, plantaciones modificadas genéticamente para resistir al glifosato con el fin de permitir a los agricultores a utilizar más del herbicida para matar las malas hierbas de los cultivos en peligro. El glifosato se rocía en la mayoría de los cultivos de maíz y soja en los Estados Unidos, así como más de la remolacha azucarera, colza y otros cultivos”,  especifica el Norris.

El actor pone de relieve que, ahora, este producto extendido por todo el país está siendo investigado por la Agencia de Protección Ambiental estadounidense porque, al parecer y según varios investigadores internacionales, podría producir serios problemas tanto en las plantas como en  los animales o las personas.

“Un estudio de 2013 del MIT argumenta que los residuos de glifosato en los alimentos y el agua induce la enfermedad mediante la interrupción de funciones de desintoxicación celulares normales. Los autores del estudio afirmaron que la exposición puede conducir eventualmente a un mayor riesgo de trastornos gastrointestinales , obesidad, diabetes , enfermedades del corazón , depresión , autismo , infertilidad , cáncer y enfermedad de Alzheimer.”, resalta Norris.

El actor concluye: “La única forma real que tiene de saber si los rastros de glifosato o residuos se encuentra en los alimentos que usted come es si usted cultiva su propia comida o compra productos con certificados orgánicos”.

Blog personal: http://nuriasegura-sein.blogspot.com.es/