Brasil, como en el lejano oeste

¿Por qué el parlamento de un país con 140 asesinatos por día trata un proyecto para facilitar la tenencia de armas de fuego?

Brasil facilita la compra y tenencia de armas. Foto: Maarten Oerbekke - Freepik.com

Brasil facilita la compra y tenencia de armas. Foto: Maarten Oerbekke – Freepik.com

Desde ya adelanto que desconozco la respuesta.

El congreso brasileño está tratando un “estatuto de armamento” para facilitar los regímenes de registro y posesión de armas.

El texto, que ya fue aprobado por la “comisión especial” de una de las cámaras, estipula que el registro de la primera arma pasa a ser gratuito y el registro de la segunda es más barato. Además, podrán ser vendidas a mayores de 21 años, y no 25 como estipulaba la ley anterior.

La portación, que debía ser renovada cada tres años, pasa a ser definitiva. La tasa inicial para este trámite, que era de 1000 reales, cae a 300.

Además, el nuevo estatuto amplía los lugares donde está permitido usar el arma. Lo que antes estaba restringido a la “casa”, ahora se permitiría en “cualquier compartimiento privado donde alguien ejerce una profesión o actividad”. Esto incluye, por ejemplo, oficinas o consultorios.

Hasta ahora quienes estaban investigados por un delito criminal no podían acceder a las armas. Con el nuevo estatuto, sólo los condenados por crímenes dolosos estarían impedidos de comprarlas, liberándolas para quienes estén bajo investigación.

Es un giro polémico que modifica una ley que había sido catalogada como una “revolucionaria”, a favor de detener la violencia en el país. En 2003 el mismo parlamento había adoptado una de las más duras leyes de armas de la región.

Llamada Estatuto del Desarme, la medida de 2003 fue respaldada por todos los partidos. Sólo se opusieron legisladores vinculados al lobby de las industrias de armamento de Brasil.

Ahora, este nuevo texto todavía debe ser aprobado en el plenario y en el Senado para entrar en vigor. Se espera que la sociedad reaccione y que los políticos impidan que el proyecto vea la luz.

En Brasil el índice de asesinatos por año es 25,2 cada 100.000 habitantes (OMS). La Organización Mundial de la Salud considera “epidémico” cualquier número que se sitúe sobre el 10. ¿Qué esperan los políticos brasileños para detener esta epidemia?