¿Apoyará Cameron el “Brexit”?

Cameron

David Cameron saliendo se su residencia en Londres. EFE / Andy Rain

El mandatario británico David Cameron ha señalado a sus aliados más cercanos, según informa “The Telegraph”, que hará campaña para abandonar la Unión Europea si sus peticiones siguen siendo ignoradas desde Bruselas.

El pasado 10 de noviembre, Cameron abrió formalmente la negociación de la relación de Reino Unido con la UE al enviar a Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, la carta con sus planes de reformas. Las principales exigencias de Cameron en la carta a Donald Tusk fueron:

– Frenar el acceso a prestaciones sociales durante los cuatro primeros años a los inmigrantes de la UE, es decir, privar del acceso a prestaciones a los ciudadanos de la UE que lleven menos de cuatro años en Reino Unido.
– La devolución de poderes a los parlamentos nacionales.
– Eliminar la sobrerregulación y que la introducción de cada norma europea implique la retirada de otra.
– La no marginación de los países fuera de la zona euro en la toma de decisiones sobre el mercado único.

La última encuesta publicada en el Reino Unido mostraba una caída importante del apoyo a permanecer en la UE, de 61% a un 52%, y un aumento de los que quieren salir, aunque la situación es cambiante. Dos de los puntos que han “animado” el euroesceptismo de los británicos son la crisis de los refugiados y la crisis de Grecia.

¿Qué representaría a nivel económico para la UE que se formalizara el “Brexit”? La contribución neta del Reino Unido a la Unión fue de 9.800 millones de libras en 2014, convirtiéndose así en el segundo mayor contribuyente. ¿Y para los británicos? Según el centro de estudios Open Europe, la salida del Reino Unido de la Unión Europea podría provocarle una pérdida permanente de 56.000 millones de libras al año, lo que supondría el 2,2% de su PIB. El banco holandés ING pronosticaba en febrero que si Gran Bretaña salía de la Unión, la libra probablemente se hundiría hasta los 90 peniques por euro y frente al dólar, la libra podría caer por debajo de 1,40 dólares.

En la reunión anual de la patronal británica, el primer ministro Cameron declaró: “El Reino Unido podría sobrevivir fuera de la Unión Europea“, sin embargo apostilló que la cuestión no es si sobrevivirían o no, si no que lo que tienen que decidir es si estarían mejor dentro o fuera.