Una pareja de turistas españoles, abandonada en un parque nacional de la Patagonia Chilena

Un descuido que podría haber costado caro. Paula Yurrita y su pareja contrataron un servicio ida y vuelta para visitar las Torres del Paine; denuncian que el bus que debía venir a buscarlos nunca llegó.

 

Torres del Paine. Foto: Ministerio de Agricultura de Chile.

Torres del Paine. Foto: Ministerio de Agricultura de Chile.

Es la primera vez que esta pareja de españoles visita Chile.

En su debut en el país andino decidieron visitar uno de los sitios más lindos de la Patagonia, pero se encontraron con una sorpresa desagradable: la compañía que se iba a encargar de llevarlos y traerlos no regresó.

Esperaron y esperaron, pero el bus nunca llegó. Se quedaron varados en la región de Magallanes del parque patagónico, donde las temperaturas mínimas del verano alcanzan los 6 grados.

La pareja de turistas españoles que dejaron varados en Torres del Paine. Foto: Blog de Gorka y Pau.

La pareja de turistas españoles varados en Torres del Paine. Foto: Blog de Gorka y Pau.

Los turistas señalaron al periódico El Pingüino que la empresa Buses Ojeda, contratada en Punta Arenas, no les dio ninguna explicación. “Lo que vamos a hacer es ir a las oficinas de la compañía para colocar un reclamo y que nos devuelvan el dinero”, explicaron.

Paula aseguró que el incidente no logró arruinarle las vacaciones. “Tuvimos que tomar otra compañía y gracias a eso, no se nos complicó mayormente la estadía, pero esto le podía haber pasado a cualquier persona”.

 

Desde la empresa en cuestión, contactada por el mismo medio, expresaron que tenían total desconocimiento de la situación. Dijeron que la confusión pudo haberse dado porque en el parque hay tres paradas, para las cuales hay que tomar primero un catamarán.

Alguna demora pudo haber generado el desencuentro con los turistas. “No tenemos problemas en conversar con ellos y ver una solución”, declararon los representantes de Buses Ojeda.

El mal trago parece estar superado. “Estamos muy contentos porque lo hemos pasado muy bien, pero esto no nos ha gustado, porque somos turistas y nosotros somos los que, de alguna manera, promocionamos a los demás que vengan a conocer esta zona. Encontramos que es una tontería”, concluyó Yurrita.