California pretende reabrir el corredor de la muerte

En California llevan 10 años sin ejecutar a nadie. El pasado 6 de noviembre el Departamento de Prisiones y Rehabilitación de California inició una consulta pública sobre su nuevo protocolo de inyección letal para volver a llevar los reos al corredor de la muerte. El próximo viernes, 22 de enero, es el último día para que los californianos envíen sus comentarios sobre esta nueva propuesta. De ser aceptada significaría la reanudación de las ejecuciones en este estado.

California es de lejos el estado de Estados Unidos con mayor población en el corredor de la muerte, seguido de Florida y Texas: 745 reos contabilizados en diciembre de 2015. Solo en 2015 fueron sentenciadas 12 personas.

Death Row / VoA

Death Row / VoA

La última ejecución en California se llevó a cabo en 2006, año en que un tribunal decretó que el método de inyección letal utilizado en California violaba los derechos de los reos. Desde entonces la aplicación de la pena de muerte o pena capital ha estado en suspenso. Para poder reanudar las ejecuciones, las autoridades de California debían establecer una nueva normativa sobre la manera de llevarlas a cabo.

La nueva propuesta propone un nuevo protocolo: una inyección letal escogiendo una sola sustancia (4 barbitúricos enumerados en la normativa) que se aplicaría a los condenados destinados a ser ejecutados. La nueva normativa establece también criterios para la selección, contratación y formación de personal para el equipo encargado de administrar la inyección letal, así como procedimientos y calendarios para el traslado y la observación de presos una vez dictada la orden de ejecución.

Desde 1973, 142 condenados a muerte en 26 Estados han abandonado el corredor de la muerte tras haberse probado su inocencia. Durante ese mismo periodo se han llevado a cabo 1.414 ejecuciones. Los errores cometidos, sean conocidos o no, ya no se pueden deshacer. Según la organización Witness of Innocence, uno de cada nueve condenados a muerte en este país fue posteriormente declarado inocente. Después de recuperar su libertad cada uno de ellos había pasado por término medio 10 años de estancia en prisión. Hay reos que han pasado 40 años en el corredor de la muerte esperando su ejecución. Muchos incluso han llegado a sentarse en la “silla de la muerte” en varias ocasiones y en el último minuto ha prosperado una apelación de sus abogados.

Captura de pantalla 2016-01-14 a las 12.47.04

Sobre los 50 estados que componen Estados Unidos, 31 todavía aplican la pena capital mientras que 19 la abolieron. Desde 2007, año de la primera abolición, 19 estados ya no envían sus presos a la silla, los últimos estados en abolir la pena de muerte fueron Nebraska (2015), Maryland (2013), Connecticut (2012), Illinois (2011), Nuevo México (2009) y Nueva York y Nueva Jersey en 2007.

 

Captura de pantalla 2016-01-14 a las 12.49.35

Captura de pantalla 2016-01-14 a las 14.14.50

Death penalty statutes in the United States / Silver Spoon Sokpop

Amnistía Internacional, una de las organizaciones que más implicación tiene contra la pena capital, se ha dirigido al Departamento de Prisiones y Rehabilitación de California para pedirle que detenga de inmediato los planes de adoptar la nueva normativa sobre inyección letal y que trabaje junto con las autoridades de otros estados para abolir la pena de muerte. La organización ha puesto en marcha una ciberacción, a través de www.actuaconamnistia.org, en la que insta a las autoridades de California para que dicten una moratoria oficial de las ejecuciones como primer paso para la abolición de la pena de muerte. Algo que sería acorde con la tendencia internacional y con las cinco resoluciones adoptadas por la Asamblea General de la ONU desde 2007.

Estados Unidos no es el único “ejecutor del mundo”, China, Arabia Saudí, Irán, Irak son algunos de los que junto al continente americano encabezan la lista.