Ban Ki-moon pide restablecer el Minurso para evitar la guerra en el Sáhara Occidental

El Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, ha recomendado la ampliación durante otros doce meses del mandato de la Misión para el Sáhara Occidental (MINURSO), tras presentar este lunes 19 de Abril su informe anual sobre el Sáhara Occidental al que ha tenido acceso Reuters.

Ban Ki-moon ya restableció el mandato en su informe anterior, ha advertido de que, si no se hace, existe un gran riesgo de que la guerra vuelva al Sáhara Occidental tras 25 años del alto el fuego firmado entre las dos partes; el Frente Polisario y Marruecos.

En su informe, el Secretario General de Naciones Unidas se limita a resaltar la importancia de mejorar los derechos humanos en la zona y en los campamentos de Tinduf y pide a las partes colaborar con la comunidad internacional para ello. Ignorando la petición de la Unión Africana y otras organizaciones internacionales para incorporar la vigilancia de los derechos humanos al mandato de la Minurso. Petición a la que Marruecos se opone.

Población Saharaui en Tinduf / Nagore Ares Amaya

Población Saharaui en Tinduf / Nagore Ares Amaya

El informe afirma que  “la consolidación del statu quo no es aceptable” y llama a “poner fin a la actual situación de estancamiento”. El Secretario General también critica severamente la explotación ilegal de los recursos naturales en los territorios ocupados del Sáhara Occidental y culpa al gobierno de Marruecos sobre el uso desproporcionado de la fuerza para reprimir a la población saharaui. Ban Ki-moon reprocha a Mohammed VI y a su gobierno su falta de cooperación y su dudoso respeto por los mecanismos de las Naciones Unidas para la protección de los Derechos Humanos. (Entre otras cosas, el Gobierno marroquí expulsó a 73 empleados de la Minurso y congeló sus aportaciones económicas a la misión).

El gobierno saharaui y el Frente Polisario ya han hecho “un llamamiento urgente al Secretario General, en una carta escrita del presidente señor Mohamed Abdelaziz, a presionar a Marruecos para que respete la legalidad internacional y cumpla con sus compromisos firmados como parte del plan de paz de 1991”.

La próxima semana el Consejo de Seguridad estudiará la nueva resolución que extiende el mandato del Minurso por un año sin introducir cambios substanciales.

Se teme la ruptura del alto al fuego y la vuelta a las armas si el Minurso no incorporan mecanismos que sean capaces de lograr un mantenimiento de la paz y la organización de un referéndum de autodeterminación. Estas regiones llevan demasiado tiempo en punto muerto y necesitan un cambio.