Sigue la polémica “Free the nipple” en Estados Unidos

‘Free the nipple’ (“Libera el pezón” en inglés) ha demandado a la ciudad de Fort Collins, en Colorado, por prohibir que las mujeres enseñen los pechos en público, algo que los hombres de la localidad sí que pueden hacer.

En Fort Collins una mujer podría pasar 180 días en la cárcel o ser multada con 2.650 dólares por hacer ‘topless’. ‘Free the nipple’ denuncia que los hombres con el pecho descubierto en público no tienen ningún problema con la ley y por ello consideran la nueva sentencia “sexista, machista, puritana e inconstitucional”, informa The Independent.

En octubre, el ayuntamiento decidió prohibir a las mujeres exponer libremente sus pechos, pero acordó modificar la ley para permitir la lactancia materna en espacios públicos.

Free the nipple’ es una asociación ciudadana que lucha por la igualdad de género y su origen se encuentra en la película homónima, una cinta independiente dirigida por la activista estadounidense Lina Esco.

La película se propone criticar la doble moral de la sociedad estadounidense, donde la violencia se ve como algo natural mientras que enseñar un pezón en cine o televisión representa un gran escándalo.

El filme fue, como esperado, censurado. Sin embargo, a pesar de la censura, el filme logró iniciar un movimiento que ganó repercusión cuando la cantante estadounidense Miley Cyrus decidió felicitar la Navidad con un ‘topless’ reivindicativo. La polémica artista publicó su foto en Twitter junto al texto “Merry Christmas! THANK YOU NY for being one of the few states to @freethenipple” (“¡Feliz Navidad! Gracias Nueva York por ser uno de los pocos estados en liberar al pezón”).

A esta se le unieron otras famosas como Naomi Campbell, Rihanna, Cara Delevigne, entre otras. Las críticas a sus fotos demostraron que efectivamente hay un problema en EE UU con el desnudo femenino.

A día de hoy, treinta estados de Estados Unidos han reconocido el derecho de las mujer a aparecer en topless en público. En otros 14 estados y Washington DC hay leyes ambiguas sobre el tema y en otras tres está prohibido: Utah, Indiana y Tennessee.

Y es que en Estados Unidos el bikini llegó más tarde que en países como Francia y, medio siglo después, se debate tomar el sol sin la parte de arriba, algo muy común y socialmente aceptado en muchos lugares de Europa.

Fue en estados Unidos, en Nuevo Hampshire, donde nació la gran idea de prohibir a las mujeres amamantar en público. Un debate que desgraciadamente se da demasiado a menudo en el continente americano.

La excusa social más común en Estados Unidos para justificar la censura del pecho femenino son los niños, en un país donde los menores ven de media 200.000 actos de violencia y 16.000 asesinatos en la televisión antes de cumplir los 18, según datos de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría.  

Muchos han criticado el movimiento ‘free the nipple’ calificándolo de “idea estúpida”. Yo no voy ha hablar de si es o no un mecanismo efectivo sólo quiero valorar la gran crítica que hace hacía hacia la hipocresía que existe en torno al desnudo femenino. Las mujeres sufrimos muchas formas de discriminación a través de la imagen que se proyecta de nuestros cuerpos y nuestra sexualidad. Les gustan nuestras tetas pero sólo las quieren ver cuando ellos lo decidan? Esa falda es demasiado corta …etc. La vigencia de un conjunto de estereotipos y prácticas sexistas desvalorizan lo femenino y a las mujeres como grupo poblacional.