Cuando la violencia se instaura en lo deportivo

Ha comenzado la Eurocopa y una vez más hay que hablar de incidentes extradeportivos, la violencia entre aficiones. En casi todos los partidos se dan casos de nuevos enfrentamientos entre ‘hooligans’ de las distintas selecciones. Marsella, Lille o Niza han sido testigos de ello.

HooligansEuro2016.

Un policía trata de reanimar a un hincha inglés, que permanece tendido en el suelo tras recibir una paliza en los disturbios de Marsella durante la Eurocopa./EFE

El primer partido disputado en Marsella de la selección rusa frente a Inglaterra dejó en evidencia lo que algunos medios han calificado como una auténtica batalla campal. El Inglaterra-Rusia estaba clasificado en “nivel 3” en una escala de riesgos que llega a 4. Un miembro de la policía de Marsella relató a la emisora “France Info” que los enfrentamientos comenzaron a primera hora de la tarde en una zona de bares situada junto al Puerto Viejo de la ciudad. Unidades de policías antidisturbios desplegadas en la zona intervinieron para dispersarlos, usando gases lacrimógenos y un cañón de lanzamiento de agua.

La ciudad portuaria ya había sido testigo de brutalidad semejante durante el Mundial de 1998, cuando ‘hooligans’ ingleses y tunecinos sembraron el terror en las calles. “Los hooligans transforman Marsella en un campo de batalla”, titulaba el diario francés Liberation en junio del 98.

El presidente ruso, Vladímir Putin, se ha pronunciado al respecto en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo, donde se ha lamentado que las peleas entre aficionados sean el centro de atención de la Eurocopa de Francia. ”Se presta menos atención al fútbol que a las peleas de los aficionados. Es muy triste y lo lamento”, dijo. Calificó de “un despropósito absoluto” la batalla campal protagonizada por aficionados rusos e ingleses en Marsella, aunque se mostró sorprendido por la versión de la pelea ofrecida en medios occidentales. Llegó a decir al respecto: “No entiendo cómo 200 hinchas rusos le dieron una paliza a varios miles de ingleses”.

Otro incidente ocurrió en Alemania, pero también relacionado con la Eurocopa ya que un grupo de ultras rusos agredió a tres turistas españoles en las inmediaciones de la catedral de Colonia, donde se detuvieron en su camino de vuelta a Moscú tras haber asistido a los partidos de su selección. Dos de los tres heridos permanecen hospitalizados, mientras que la otra persona sufrió una fractura de nariz, según informa el diario alemán ‘Bild’.

A pesar de que se tomen medidas previas, como por ejemplo que las autoridades alemanas habían proporcionado a las autoridades francesas una lista de 2.500 nombres de hooligans alemanes, siempre hay personas violentas que utilizan la excusa del deporte para hacer de las suyas.