A un mes de los JJ. OO. de Río: zika, escopolamina y obras sin terminar

La ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos será el 5 de agosto, pero aún quedan varios detalles sin cerrar: como un velódromo que se entregó apenas el 27 de junio o un estadio sobre el mar que está lejos de ser terminado.

Mientras tanto, la OMS advierte sobre el Zika y una nueva droga llamada “Boa Noite Cinderella (Buenas noches, Cenicienta)”, un tipo de escopolamina usada para drogar a las víctimas y robarles con facilidad.

HOMBRES TRABAJANDO

En la mítica playa de Copacabana hay una enorme estructura de caños de acero que descansa sobre la arena. Se trata de un estadio de volley que sufrió modificaciones en la fecha de entrega por no tener al día las licencias medioambientales. Luego la construcción fue dañada por las olas y se construyó una barrera de arena para proteger el sitio. Hasta hace pocos días, seguía en obra.

Otro de los lugares que demuestran la falta de cumplimiento en los plazos de entrega es el Velódromo de Río de Janeiro. La obra sufrió errores de proyección, problemas contractuales y disputas entre el gobierno local y la empresa contratista.

El lugar donde entrenarán los ciclistas finalmente fue entregado el mes pasado. No llegaron a hacer un evento de testeo, en su lugar habrá pruebas deportivas para probar las instalaciones que “están terminadas al 97%”.

Y el apuro tiene consecuencias graves. En abril un tramo de la ciclovía que bordea el litoral sobre un viaducto recién inaugurado, se derrumbó por el fuerte oleaje y dejó al dos muertos y tres heridos graves.

ADVERTENCIAS DE LA OMS POR EL ZIKA Y UNA NUEVA DROGA

Los riesgos para los millones de turistas y deportistas que visiten la ciudad también son otro problema para la organización de los Juegos Olímpicos.

El consulado argentino aconsejó “máxima atención tras un aumento exponencial de las denuncias de hurtos, robos” y de “hechos violentos de gravedad” durante el último carnaval, en febrero.

Asimismo, la OMS emitió un documento con recomendaciones de seguridad y pidió extremar los cuidados contra el Zika.

También advirtió sobre los asaltos con la técnica conocida como Boa noite, Cinderella (Buenas noches, Cenicienta),una droga que se disuelve en la bebida, produce “confusión y hasta pérdida del conocimiento”. Así los ladrones pueden aprovecharse de sus víctimas.

“Es una sustancia que generalmente se coloca en bares con el fin de violar”, explicó a la agencia EFE Samira Bueno, directora ejecutiva del Foro Brasileño de Seguridad Pública.