Evo Morales anuncia una bajada en el PIB boliviano y el crecimiento del desempleo

El presidente de Bolivia, Evo Morales

El presidente de Bolivia, Evo Morales. (GTRES)

En el marco del día de la independencia de Bolivia, el mandatario Evo Morales realizó un discurso en la sesión de honor de la Asamblea Legislativa y repasó las principales cifras económicas de su país que, según reconoció, han registrado un retroceso en los últimos dos años debido sobre todo al descenso de los precios de los hidrocarburos. En especial por la bajada del precio del gas natural, el principal producto de exportación del país.

En la ceremonia celebrada en la ciudad de Tarija el Presidente de Bolivia reveló que el crecimiento del PIB se situó en mayo en 4,3 %, por debajo del 4,9 % registrado en el primer trimestre del año.

El esperanzado Gobierno boliviano proyectó para este año un crecimiento del 5 % que aún espera alcanzar pese al descenso de las materias primas y a las millonarias pérdidas del sector agropecuario por la sequía. Sin embargo, están los pronósticos de organismos como la Cepal, que augura al país andino un crecimiento de 4,5 %, además del 3,7 % del Banco Mundial y el 3,8 % del FMI.

El gobernante expresó su preocupación también por la tasa de desempleo urbano, ya que creció de 3,5 % a 4,4 % entre 2014 y 2016, aunque recordó que en 2006, cuando llegó al poder, la tasa era de 8,1 %.

Por otro lado, en contraste con las cifras negativas, el mandatario resaltó la inversión estatal ejecutada en sus diez años de presidencia, que llegó a 30.549 millones de dólares, frente a los 5.710 millones invertidos en la década previa. Asimismo, destacó la importancia de estas inversiones para disminuir la pobreza.

La economía boliviana ha registrado menores ingresos debido a la disminución de los precios del gas exportado a Brasil y Argentina, y ahora afronta problemas de sequía que han causado pérdidas de alrededor de 500 millones de dólares a los productores agrícolas.