La feminización del SIDA en la República Democrática del Congo

De las 38 millones de personas que viven con VIH, el 60% se encuentra en África. En la República Democrática del Congo la cifra se eleva a 400.000 personas infectadas.

El VIH y el SIDA afecta a más mujeres que hombres en la República Democrática del Congo. Suelen ser mujeres jóvenes de entre 15 a 24 años y representan el 70% de las nuevas infecciones por el VIH.

La desigualdad de género contribuye a la propagación del VIH. Las mujeres y niñas tienen menos información sobre VIH y menores recursos para utilizar medidas preventivas, hecho que hace reducir la capacidad de estas para hacer frente a la epidemia.

El 80% de casos de infecciones se transmite a través del acto sexual. Las mujeres congoleñas tienen dificultades para negociar prácticas de sexo más seguro debido a las dinámicas de poder desiguales respecto a los hombres. La violencia sexual, una violación generalizada de los derechos de las mujeres, acrecienta el riesgo de transmisión del VIH. Un estudio publicado el 1 de diciembre de Médicos del Mundo afirma 20% de las mujeres entre 19 y 24 años “declara haber tenido relaciones sexuales en contra de su voluntad“.

RDC Woman/ Flickr: Ricardo Cabrera Letelier

RDC Woman/ Flickr: Ricardo Cabrera Letelier

Testimonios como el siguiente explican el “tabú” que aun existe entorno la epidemia y la sexualidad: “Si el chico no lo pidió, la chica puede realizar el acto sin condón, a veces porque no se atreven a preguntar”, dice una mujer joven en Goma (Kivu Norte). Y a veces aunque la pareja sea consciente de la necesidad de utilizar un preservativo no prestan atención a la calidad del producto que utilizan. Existe tráfico de productos económicos que no están regulados correctamente. Un estudiante decía al ponente de un taller sobre VIH: “¡10 dólares unos condones? Pero si aquí en la esquina de la universidad me los venden por 500 francos congoleses!”.

Photo. UNAIDS

Photo. UNAIDS

Otra explicación es la falta de conocimiento sobre el VIH / SIDA, la sexualidad, y las persistentes creencias religiosas, así como también la insuficiencia de las políticas públicas en un marco legal particularmente restrictivo. Muchos de los infectados ni siquiera saben que lo están, solo alrededor de un 10% de la población acude a una clínica para conocer su estado serológico. Además existe un gran desconocimiento entorno a la higiene sexual. La semana pasada fui testimonio de esto, al asistir a una escuela para una sensibilización sobre sexualidad, unas chicas no sabían como utilizar una compresa porque nunca antes habían visto una, estas mujeres no gozan de información sobre las infecciones que puede provocar una mala higiene.

Asimismo, las mujeres con VIH, al igual que los hombres, luchan contra el estigma y la exclusión. El miedo a ser relegado socialmente hace que muchas personas prefieran no someterse a pruebas de detección del virus, o que incluso eviten el tratamiento.

Las últimas estadísticas en RDC publicadas por la Nacional Multisectorial VIH / SIDA (PNMLS) indican que ha aumentado un 0,5% el numero de adolescentes que viven con el VIH, ha habido 1.300 nuevas infecciones por VIH en los adolescentes de 15 a19 años y 16.000 muertes adolescentes VIH / SIDA. Siendo la provincia de Katanga la que registra más contagio. Una de las grandes causas de la mortalidad infantil en el país es también el VIH, muchos niños nacen con ello.

Para la mayoría de ONGs y expertos, la solución está en empoderar a las mujeres y garantizar sus derechos para que puedan protegerse contra la infección, superar el estigma y obtener un mayor acceso al tratamiento, la atención y la ayuda. Seguir haciendo talleres de sensibilización y ampliar la detección de nuevas infecciones.

Según ONUSIDA. se necesitan estas tres herramientas para alcanzar el objetivo de “90-90-90″, 2020:

  • 90% de las personas que viven con el VIH deben conocer su estado serológico;
  • 90% de todos los pacientes diagnosticados recibir un tratamiento antirretroviral durable;
  • El 90% de los pacientes en tratamiento tendrá una carga viral borra de forma permanente.

Hace 12 años que la RDC tiene un plan de lucha nacional con programas contra el VIH pero queda mucho por hacer. La primera relación sexual de muchas niñas y mujeres jóvenes en República Democrática del Congo es forzada; la violencia y el VIH/SIDA no dejan de ser una realidad cuotidiana.