Rebecca Amsellem y ‘Les Glorieuses’, la lucha feminista que triunfa en Francia

© European Union 2017 – Source : EP.

Rebecca Amsellem puede ser desconocida fuera de Francia. Sin embargo esta joven doctorada en economía y especializada en modelos de negocio innovadores, es conocida en su país, y especialmente entre las mujeres. Su lucha contra la desigualdad de género la ha impulsado a fundar una newsletter feminista y a liderar campañas como #LesFemmesOntLePouvoir (las mujeres tienen el poder), una plataforma que fiscaliza los candidatos presidenciales según si los programas electorales promueven o limitan los derechos de la mujer.

Todo empezó en 2015, cuando Amselem tuvo la idea de lanzar una newsletter que bautizó como Les Glorieuses. Una newsletter que nació con el objetivo de empoderar a las mujeres. “Durante los últimos meses de mis estudios saqué un boletín feminista llamado Las Gloriosas para recordar a las mujeres que son poderosas. Habla de capacitación, empoderamiento, salud, cultura…”, explicaba este martes en un seminario sobre el empoderamiento económico de las mujeres celebrado en el Parlamento Europeo. A día de hoy el boletín tiene más de 40.000 suscritoras y este año está previsto el lanzamiento de otro boletín, Les Petites Glo, dirigido a adolescentes.

También bajo el nombre de Les Glorieuses una organización impulsada por Amsellem conciencia sobre asuntos cruciales como la brecha salarial de género. De hecho fue esta organización la que lanzó una campaña en Francia que animó a todas las mujeres a abandonar el 7 de noviembre sus puestos de trabajo a las 16h34. Es a partir de ese día y esa hora el momento en que técnicamente dejan de ser pagadas por el trabajo hecho durante el año, a causa de la iniquidad salarial.

“Había reacciones como las que defendían que a las mujeres se les paga menos porque prefieren trabajos menos pagados o prefieren quedarse en casa”, dijo Amsellem durante su charla este martes. En Francia, según cálculos de la organización, la diferencia salarial entre hombres y mujeres es del 15.1% (datos de 2010), lo que significa que de media una mujer trabaja casi un mes y medio más que un hombre por el mismo sueldo. “Muchas me han dicho que se han atrevido a pedir un aumento de sueldo cuando descubrieron que sus colegas masculinos tenían un mayor salario que ellas”, reconocía este martes.

2017: año clave para Francia (y los derechos de la mujer)

Una de las últimas iniciativas de Amsellem tiene que ver con las elecciones que vivirá Francia esta primavera.  “Uno no puede ser feminista sin meterse en política”, asegura esta joven. Ahora, a través de la plataforma #LesFemmesOntLePouvoir, cualquiera puede consultar la evaluación que hacen de los programas electorales de los candidatos que se presentan a las presidenciales en materia de derechos de la mujer. Uno puede informarse, inspirarse y buscar áreas de compromiso.

“Descubrimos que ni a un solo candidato le habían importado los derechos de la mujer y que Marine Le Pen, la única mujer candidata, es la pero en estos términos porque sistemáticamente ha votado en contra de mejorar las condiciones de las mujeres en Europa. Tras su análisis, la plataforma ha lanzado un manifiesto para votar contra el Front National, el partido de Le Pen, haciendo hincapié “en las propuestas peligrosas para los derechos de la mujer”.