La polémica por el autobús transfóbico de Hazte Oír llega a la Eurocámara

Autobús transfóbico de Hazte Oír / EFE

Autobús transfóbico de Hazte Oír / EFE

¿Pensaban que el tema del autobús de HazteOír ya era agua pasada? Pues no, señoras y señores, ha llegado hasta el Parlamento Europeo. Lorenzo Fontana, eurodiputado de la Liga Norte, el partido de extrema derecha italiano, invitó al presidente de la organización ultracatólica, Ignacio Arsuaga, a participar en una rueda de prensa el pasado martes. Y la rueda se celebró.

La eurodiputada de Izquierda Unida, Marina Albiol, lo denunció al Presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, con un email en el que le pedía que se posicionara y dijera “si pensaba tomar algún tipo de medida para erradicar los discursos de odio”. En principio no cabe esperar respuesta si se tiene en cuenta que Tajani fue uno de los fundadores de Forza Italia, el primer partido de Silvio Berlusconi.

La rueda de prensa a la que Fontana invitó a Arsuaga llevaba por título Libertad de Expresión. En ella figuraba también Jacopo Coghe, presidente de una organización llamada Generazione Famiglia, muy similar a HazteOír. En su misiva al líder de la Eurocámara, Albiol alarmaba de lo “particularmente ofensivo” que era el polémico autobús, “ya que se dirige a niños y adolescentes, en lo que es una incitación a la violencia puesto que el 60% de las personas trans ha sufrido algún tipo de agresión en el colegio y las tasas de suicidio entre los menores trans son 8 veces superiores al resto de personas cis”. Para quien lo desconozca, cis hace referencia a cisgénero y es el término que se utiliza para denominar a las personas heterosexuales que están conformes con el género con el que han nacido.

Preguntándole a Tajani si pretendía evitar la rueda de prensa, la eurodiputada de izquierdas alertaba sobre la frecuencia con la que, en su opinión, se pronuncian discursos xenófobos, misóginos y LGTBIfóbicos en el Parlamento Europeo, “lo que está generando una alarma en la sociedad, que empieza a ver esta institución como un sitio donde el odio y la discriminación son la norma”.

Al albor de la visita, más de 70 eurodiputados de diferentes grupos políticos en la Eurocámara, enviaban una carta a la Comisaria Vera Jourová en la que denunciaban “el ataque a la comunidad transgénero” de Hazte Oír. La campaña de la organización supone para ellos una grave violación de los principios fundamentales de la Unión Europea. En la carta, iniciativa de las Lola Sánchez de Podemos e Iratxe García, socialista y el eurodiputado de Iniciativa per Catalunya els Verds, Ernest Urtasun, solicitaban también al Gobierno español que le retire a Hazte Oír el estatus de organización de utilidad pública. Ese título le da a la entidad excepciones y beneficios fiscales.

También pide a la Comisión Europea que suspenda cualquier subvención que Hazte Oír pueda estar recibiendo de la UE y que solicite a Naciones Unidas que se le retire la condición de “organización con estatus consultivo”. Y en el futuro, que cuenten con las asociaciones por los derechos LGTBI para que una campaña así no pueda volver a ocurrir.