Arabia Saudí no es Venezuela

El rey de Arabia Saudí junto a Donald Trump / EFE

El rey de Arabia Saudí junto a Donald Trump / EFE

Que Arabia Saudí no es Venezuela no es sólo un hecho irrebatible geográficamente hablando. También lo es desde un punto de vista mediático y en todo lo que tenga que ver con la opinión pública. Así daba cuenta de ello el periodista Pascual Serrano hace unas semanas en sus Perlas informativas de eldiario.es: «”Arabia Saudí: 14 hombres afrontan ejecución inminente por participar en protestas” (…) Esta es otra de esas noticias que no vemos en nuestra prensa porque no es en Venezuela y el gobierno saudí es un buen cliente de las empresas españolas».

El país árabe fue noticia ese día, esencialmente en las webs de algunos medios, porque su Corte Suprema ratificó la ejecución de catorce opositores acusados de «diversos ataques armados» en las manifestaciones contra el gobierno saudí. La noticia no sólo no trascendió, sino que al día siguiente la mayoría de los periódicos de masas no la llevaron a su versión en papel. Y mucho menos a toda página.

La situación es lo suficientemente grave como para darle, como mínimo, la misma difusión que a lo que está sucediendo en Venezuela. Amnistía Internacional lleva tiempo alertando sobre la gravedad de las ejecuciones y las torturas en Arabia Saudí, donde según los cálculos de la organización «al menos 66 personas han sido ejecutadas en lo que va de 2017. Cerca de 26 sólo en las últimas tres semanas». Es decir, más de una ejecución diaria, y fundamentalmente por motivos políticos.

Serrano no es el único profesional de los medios de comunicación en denunciar este tipo de decisiones de redacción. Fuentes periodísticas consultadas por este blog aseguran haber presenciado cómo lo que iba a ser una portada de sección de un medio generalista «centrada en la crisis en Venezuela, a bombo y platillo, se convertía en nada cuando saltó a los medios uno de los últimos atentados terroristas en Londres». «Y nada significa nada, es decir, no se cubrió la información. Porque realmente ahí es donde te das cuenta de que contar lo mismo durante cuatro días seguidos sobre Venezuela para mantener alarmada a la opinión pública era totalmente prescindible en aquel momento», afirma la misma fuente.

Todos sabemos lo que ocurre en las calles de Venezuela. Por eso, para poder contrastar y poner en evidencia al mapa de calor informativo, no está de más repasar qué es lo que ha ocurrido en Arabia Saudí en las últimas semanas.

La dictadura saudí aplaca a la disidencia con récord de ejecuciones públicas

Así lo contó el diario La Gaceta en su versión digital el pasado 2 de agosto. Citando al periódico saudí Okaz, la noticia señala que «los acusados forman parte de la que se conoce como “la célula de Al Awamiya”, cuyos integrantes fueron acusados de “terrorismo” en el reino ultraconservador». Ahora imaginemos el mismo titular y su repercusión si la noticia correspondiera a Venezuela: «Maduro aplaca a los opositores con récord de ejecuciones públicas».

Arabia Saudí y sus vínculos con algunos de los yihadistas más peligrosos

El pasado 4 de agosto, Público informaba así en su web de que «algunos de los líderes más conocidos» de la rama de Al Qaeda en la Península Arábiga (AQAP) -y que asesoran a los saudíes en la guerra de Yemen, otro conflicto del que tampoco se habla- «se desenvuelven libremente en Arabia Saudí y reciben ayuda financiera y militar de Riad». La noticia no sólo hizo poco ruido, sino que ningún gobernante pidió explicaciones al país árabe.

MBS, un príncipe que ya es rey

Uno de los principales informadores de lo que ocurre en Oriente Medio es el periodista Mikel Ayestaran, muy activo en las redes sociales y una referencia para seguir la relación de Riad con Washington, Doha o Teherán.

//platform.twitter.com/widgets.js
El 24 de junio, mientras el foco público de la actualidad internacional estaba puesto en Venezuela, Ayestaran escribió este perfil en su página web sobre el nuevo príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed Bin Salmán, donde se incluye este escalofriante dato:

«Este autor tuvo acceso a uno de los primos del heredero, que le contó cómo al acabar sus estudios de Derecho en la Universidad Rey Saud, MBS quiso establecer sus propios negocios y en uno de los trámites necesitaba la firma de un juez para cerrar un acuerdo. El juez se negó y el ahora heredero sacó una bala de su bolsillo y le ordenó que firmara. Logró la firma, pero el magistrado presentó una queja ante el entonces rey Abdalá, quien castigó durante varios meses al joven».

El rey y el heredero de Arabia Saudí eluden la cumbre del G-20

En relación con la noticia anterior, la corresponsal Ángeles Espinosa informaba así en El País sobre la preocupación por el estado de salud del rey Salmán, al tiempo que subrayaba el poco interés de Riad en estrechar lazos con sus socios europeos.

Al Jazeera: “Pedimos libertad de expresión”

Por todos es conocido el control y las amenazas de Maduro a los medios de comunicación, llegando a referirse de forma directa y en términos generales a «las mentiras de las televisoras».

Sin embargo, poco se sabe de la denuncia televisiva de los trabajadores de Al Jazeera pidiendo a Riad que respete la libertad de prensa después de que el país saudí (junto con Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Egipto) haya bloqueado su señal por satélite y su emisión a través de Internet. La campaña #DemandPressFreedom es la enésima respuesta a todas las presiones de Arabia Saudí, que acusa al canal más visto del mundo árabe de estar detrás de la primavera árabe y de vínculos con el extremismo.

Medios de comunicación aparte, si comparamos las búsquedas de noticias en Internet de las palabras Venezuela y Arabia Saudí (contemplando también la variante Arabia Saudita, así como la inglesa Saudi Arabia) en la herramienta Google Trends en los últimos 90 días en todo el mundo, observamos que ambos países despiertan interés, aunque el latinoamericano aumentó en búsquedas a partir del 29 de julio (se dispararon coincidiendo con las elecciones a la Asamblea Nacional Constituyente).

Google Trends

Google Trends

Google Trends

Google Trends

Google Trends

Google Trends

Lo que habría que analizar entonces es qué noticias relacionadas con Arabia Saudí son las que despiertan el interés del público y de los medios de comunicación. Estas son algunas de las que han originado un mayor debate en las redes sociales en las últimas semanas, las cuales se resumen en cuatro temáticas: terrorismo, lujo, petróleo y desigualdad de género.

Arabia Saudí detiene a una mujer que usó en público una minifalda

https://www.facebook.com/plugins/post.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fbbcnews%2Fposts%2F10154906159537217&width=500

Arabia Saudí abrirá un complejo hotelero en el que las mujeres podrán bañarse en bikini

https://www.facebook.com/plugins/post.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2FAKON%2Fposts%2F10159061716400024&width=500

Arrestado un príncipe de Arabia Saudí tras publicarse vídeos en los que agredía a varias personas

Arabia Saudí tiene un claro vínculo con el extremismo en Reino Unido, según un informe

https://www.facebook.com/plugins/post.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fbbcnews%2Fposts%2F10154853492982217&width=500

El cambio radical del mercado del petróleo: Arabia Saudí hinca la rodilla ante EEUU

La vida de los niños ricos de Arabia Saudí: armas, coches de lujo y cirugías

Los yates del emir de Qatar y del príncipe de Arabia Saudí: duelo de lujo ostentoso en Mallorca

La asimetría informativa entre la crisis política, social y económica de Venezuela y las violaciones de los Derechos Humanos del rey de Arabia Saudí es clara. Lo que está por determinar es si se debe a una mera cuestión de simpatías entre gobernantes o también de nuestro concepto del mundo, especialmente cuando fijamos toda nuestra atención en determinados sucesos de un área geográfica concreta y no en otros.

El debate, al final, siempre es el mismo: ¿Cuánto vale la vida de un venezolano? ¿Y la de un saudí? Y, sobre todo, ¿por qué a uno de los dos lo sentimos más lejos?