¿Qué le pides al 2018?

10277233045_14da43f1af_o

Las manos de un periodista trabajando / Esther Vargas (Flckr)

Pide un deseo para el 2018. Una frase típica en estos días. A algunos, se les cumplirá sus anhelos, otros no, pero su ilusión se mantendrá viva. Sin embargo, los familiares y amigos de 67 personas, seguramente, su deseo no se podrá cumplir jamás. Esta cifra, 67, es el número de periodistas asesinados en 2017. De ellos, 52 periodistas, 7 eran periodistas ciudadanos y 8 colaboradores, según datos publicados recientemente por Reporteros Sin Fronteras. Pese la trágica cifra, eso es una disminución del 16% en relación a un año antes, cuando fueron asesinados 79 reporteros (62 periodistas, 9 eran periodistas ciudadanos y 8 colaboradores).

Y en este siniestro ranking, México se lleva la palma. Si en 2016 asesinaron a 10 personas en el país latinoamericano, este año 11. Siria e Irak comparten el segundo lugar con 8 homicidios a reporteros cada uno. Somalia, Filipinas e India están en tercer sitio con 4 asesinatos en cada uno de estos países. También se registraron dos asesinatos tanto en Afganistán como en Yemen. En Bangladesh, Birmania, Brasil, Colombia, Honduras, Rusia y Sudán del Sur mataron de forma violenta a un periodista en cada uno de estos países.

Esto es una lacra de la que no se salva ningún continente, ni tan siquiera Europa. Este año mataron a periodistas en Malta y Dinamarca.

A la maltesa Daphne Caruana Galizia le pusieron una bomba lapa en su coche. Su hijo es quien oyó la explosión. Aún no se ha encontrado el asesino, pero Caruana acababa de denunciar en su blog que Malta se está convirtiendo un paraíso fiscal. También, denunció la corrupción del Gobierno y participó en la desclasificación de los papeles de Panamá.

Más sonado fue el caso del asesinato de la periodista sueca Kim Wall, que su cabeza y piernas fueron encontrados en la bahía de Koge, al sur de Copenhague, a principios de octubre. La última vez que la vieron había sido dos meses atrás cuando entró en el submarino del inventor danés Peter Madsen para entrevistarlo. El 30 de octubre, Madsen reconoció haber matado y descuartizado a Wall. El juicio contra el inventor se iniciará esta primavera.

En el caso de los periodistas ciudadanos, asesinaron cuatro en Siria, dos en China y uno en Maldivas. Además, siete colaboradores fueron matados de forma violenta en Afganistán y otro en Paquistán.

Libertad es el deseo que pedirán familiares y amigos de los 314 reporteros encarcelados (178 periodistas, 121 periodistas ciudadanos y 15 colaboradores).  En este caso, Turquía es quien lidera el ránking y con diferencia, 39 periodistas encarcelados. También destacan otros países como China (15) o repúblicas centro-asiáticas como Azerbaiyán (13), Uzbekistán (10).

Para este 2018, aunque sea utópico, pido que los periodistas puedan ejercer su derecho de informar sin jugarse la vida, porque los ciudadanos también tienen derecho a recibir una información veraz. Para ello, se tiene que garantizar que los reporteros puedan ejercer su profesión de forma libre, sin presión ni bajo la amenaza de que puedan ser asesinados o encarcelados por el simple hecho de hacer su trabajo: informar.